Logo

La "utilidad pública" es la soberanía energética basada en energías renovables

Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla

{mosimage}Aprovechando el parón de agosto los gestores públicos de Tenerife nos intentan colar el Gas Licuado en ésta isla. La nula voluntad política, tanto del Cabido Insular, como de la Autoridad Portuaria y demás socios fundadores de la Compañía Transportista de Gas en Canarias, en resolver el futuro energético, se transforma en dictadura, al solicitar el reconocimiento de UTILIDAD PÚBLICA de un nuevo proyecto modificado y tener así vía libre en la construcción de una regasificadora en el sur de Tenerife.

Hagamos un breve, que no menos interesante, repaso:

En 1999, se constituyó Gascan, con capital público y privado, por requisito legal para la entrada del Gas en Canarias. Entre otros miembros fundacionales, estaban Ricardo Melchor, Adán Martín, J.C. Mauricio, Soria y hermano, Miguel Becerra ( fue presidente en 2009)...y algunos más, también promotores del puerto industrial, bajo la sombra de Manuel Hermoso.

El Gobierno de Canarias, traspasa acciones sin concurso a los empresarios: Plasencia, Cobiella, Ignacio Gonzáles, Fuentes, Rodríguez de Acero, etc, y otros 6 de Gran Canaria. Todos ellos con el beneplácito del Gobierno de Canarias, Cabildo Insular, Autoridad Portuaria, Ayuntamiento de Granadilla, Ministerio de Industria y Energías (antes Fomento) comienzan con el gran pelotazo especulativo, que sólo beneficia a estos conocidos señores, oponiéndose ferozmente al desarrollo de las Energías Renovables que nos harían independientes de las fósiles contaminantes.
 
Ahora, Gascan (sociedad vendida a Enagas al 100%, a su vez abducida por Goldman Sachs) publica en el BOE y en el BOP, los días 23 y 29 de julio del presente respectivamente, por medio de la Dependencia de Industria y Energía de la Subdelegación del Gobierno en S/C. de Tenerife, una petición solicitando la Autorización Administrativa y el reconocimiento de la Utilidad Pública del proyecto modificado nº 1, así como de su nuevo Estudio de Impacto Ambiental. Se abre plazo de alegaciones de 30 días, con la alevosía de las vacaciones veraniegas y la nocturnidad de tener que leer más de 1.000 páginas a tal fin, eso si le permiten a uno descargar virtualmente la información, algo que se le negó a una compañera que fue expresamente a solicitarlo.
 
Todo esto lo han hecho obviando el proceso judicial en que se haya inmersa la Autorización Administrativa de la misma planta gasera, actualmente paralizada por el TSJM, que dio la razón a nuestro colectivo, Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla, desestimando el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) incluido en el proyecto de GASCAN, por hallar importantes irregularidades en su contenido. Este proceso actualmente sigue su curso en los juzgados.

Todo muy "TRANSPARENTE y participativo" para los ciudadanos, que vemos, una vez más, como pisotean nuestro derechos al pretender imponernos un modelo energético obsoleto, contaminante y con pronta fecha de caducidad, que nos haría aún más dependientes del exterior y a merced de grandes lobbies sin escrúpulos, para que sigamos siendo esclavos consumidores e hipotecando así el desarrollo e implantación de las energías Limpias y Renovables, como han hecho hasta hoy.
Y por si fuera poco nos intentan negar el derecho a la información, y con él, el derecho a decidir sobre nuestro futuro y el de nuestros hijos y nietos.

Pero, afortunadamente para Canarias y su ciudadanía, las cosas están cambiando más rápido de lo que nadie se imaginaba hace apenas unos meses.

Con Antonio Morales como presidente del Cabildo de Gran Canaria, que conoce de primera mano la larga trayectoria de los municipios de la Mancomunidad del Sureste de la isla en obtención de energía por medio de los recursos naturales, inagotables y limpios, y con espectaculares resultados, Gran Canaria ha rechazado de plano, en un acuerdo histórico de todos los partidos políticos representados en el Cabildo (salvo PP) la construcción de la planta de regasificación que el Gobierno de Canarias tenía prevista en el puerto de Arinaga.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, en una reciente reunión con Antonio Morales “reconoció la solidez de sus argumentos”. Argumentos que no quiere reconocer, aún, en Tenerife.
 
En Gran Canaria, la sociedad, en su inmensa mayoría, sabe a ciencia cierta que el verdadero Interés General y la Utilidad Pública están en dar el salto definitivo a la implantación masiva de infraestructuras, desde grandes instalaciones a pequeños generadores para hogares particulares, para obtener energía de forma limpia, proveniente de fuentes renovables, infinitas, gratuitas y que no hay que traer de ninguna parte porque las tenemos aquí siempre.
 
Este mismo lunes escuchamos al presidente Obama apostar por un radical incremento en la inversión en Renovables en su país, y, comunicando expresamente, que su administración ha eliminado la posibilidad de crear un período de transición empleando recursos como el gas natural para acelerar el proceso y dar el salto directamente  a estas fuentes de energía. Ya que sabe que lo contrario sería condenarlas.

Por otra parte, Hilary Clinton anunció, que uno de sus objetivos en materia energética es multiplicar por ocho la capacidad instalada, de energía solar, en el país en los próximos 5 años para luchar contra el cambio climático. Esto supone un aumento del 700%.

Un ejemplo mucho más cercano lo tenemos en la vecina Alemania, que hace más de una década decidió autoabastecerse con fuentes de energía limpia y que actualmente genera un tercio de su electricidad por medio de fuentes Renovables.

Y en Dinamarca han conseguido el 100%!!!

Aquí, en Tenerife, el argumento de los gobernantes es que implantar masivamente las Renovables llevaría décadas, que es muy difícil, que el gas es imprescindible.
Cualquier experto sabe que implantar gas supondría el retraso de unos 20 años en el desarrollo de las energías limpias, ya que, como cualquier empresa, las  gaseras invierten, luego amortizan la inversión y posteriormente comienzan a obtener las ganancias.
 
En Canarias, sólo aprovechando los techos de los edificios públicos y los de las naves industriales de las islas, instalando en ellos placas fotovoltaicas, estaríamos generando una cantidad ingente de electricidad de forma limpia. Por no hablar de la energía que pueden generar las corrientes marinas, energía mareomotríz, al estar en islas rodeadas de mar por todas partes. La geotérmica, del calor de los volcanes, la eólica y la mini-hidráulica, etc.

También está la cuestión del ahorro energético, en este archipiélago existe un despilfarro absoluto de energía, sobre todo en el alumbrado público, que supone una contaminación innecesaria y millones de euros, del dinero de todos los ciudadanos, tirados a los bolsillos de ENDESA. Así como un uso desmesurado del transporte privado debido principalmente a la nefasta gestión e incremento de precios del transporte público.

Otra falacia es la necesidad del gas para los motores en el transporte. Los propios promotores del gas declararon públicamente hace unos meses que lo primero que harán es “crear la dependencia del gas” Esto ocurrió en Italia donde convencieron a los ciudadanos de las falsas bondades del gas y los ciudadanos adecuaron sus instalaciones y motores para este combustible. Al principio lo vendían muy barato pero en poco tiempo el precio aumentó, de forma que la gente tuvo que dejar de utilizarlo después de haber hecho todas las transformaciones de sus aparatos, vehículos y demás.
 
Actualmente se está fabricando el mayor ferry de Europa 100% eléctrico y alimentado por medio de energías limpias, para pasajeros y automóviles, un proyecto liderado por Dinamarca, Grecia y Noruega con la ayuda de la UE.


¿Para qué vamos a transformar los motores de los barcos o coches para el sucio gas si podemos hacer directamente el cambio a motores eléctricos, motores de agua, etc? Empezando por el transporte público, el sector del taxi y los grandes barcos de pasajeros.
 
Paulatina pero imparablemente. Así se consiguen las grandes transformaciones.
 
Coincidimos plenamente con la Coordinadora Canaria Contra las Regasificadoras y los 27 colectivos que se unieron para redactar el Manifiesto contra el gas, el cual suscribimos. Canarias es el mejor lugar de Europa para crear un laboratorio mundial para las Energías Renovables. Y para la transformación de un modelo energético basado en el negocio de las multinacionales, contaminante, dependiente y muy caro, a un modelo ejemplar, sustentado en pilares sólidos como son los Recursos Naturales limpios. Que auténticamente darían miles de puestos de trabajo (en el año 2010, en Alemania, se crearon 370.000 puestos de trabajo relacionados directamente con las energías renovables y esperan doblar esta cifra en el 2020). Y que nos darían la soberanía energética, ya que lo que tendríamos que importar sería mínimo.
 
Estamos a tiempo de evitar un verdadero desastre.
 
Gran Canaria ya dio el paso y ha dicho fuerte y claro ¡NO! a la regasificadora en Arinaga. ¿Y los tinerfeños? ¿A qué esperamos?
 
Desde la Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla pedimos la implicación activa de los ciudadanos, informándose, opinando, y si es su voluntad, sumándose a título individual a las alegaciones que colectivos sociales y ecologistas y partidos políticos con conciencia vamos a presentar antes de fines de agosto en la Subdelegación de Gobierno, en Sta/Cruz de Tenerife.

EXIGIMOS a los políticos Canarios, en especial, al presidente del Cabildo de Sta/Cruz de Tenerife, Carlos Alonso y al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, que cumplan sus promesas, desempeñando  la representación otorgada por el pueblo y trabajando para la verdadera Utilidad Pública que no es otra que paralizar éstas infraestructuras gaseras innecesarias e implantar YA! paso a paso, la soberanía energética del archipiélago por medio de Energías Renovables.

Un futuro limpio y respetuoso con el medio ambiente y el paisaje, un modelo mucho más asequible y humano, un futuro esperanzador. Vamos a darle por lo menos eso a las futuras generaciones.
Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria