Log in
Sin imágenes

Pérez Tapias, el candidato necesario

  • Published in Política

Eligio Hernández. Militante socialista

{mosimage}El PSOE asumió el Gobierno de España, dirigidos  ambos por el híper liderazgo de Felipe González, durante catorce años, tras el histórico  triunfo electoral de octubre de 1982. Durante esos años y los que siguieron en la oposición y en el gobierno con Zapatero, el partido ha estado secuestrado por las Comisiones Ejecutivas y por los Gobiernos socialistas que se han  sucedido, has el punto de que ha perdido un considerable apoyo popular. Ya prácticamente no existen debates ni la necesaria crítica en el seno del partido, y los congresos están mediatizados por los aparatos del partido, de tal manera que sus resoluciones se adoptan a la búlgara. En mi opinión, la grave situación política por la que atraviesa el PSOE, se debe a las siguientes causas:


1)Hemos hecho de la política una actividad profesional y no un servicio abnegado, sacrificado,  y noble al pueblo. No hemos formado a nuestros militantes, la mayoría de los cuales  desconocen la historia  más que centenaria de nuestro  partido,  y la lucha  gloriosa, con luces y sombras, que ha  protagonizado, con sacrificios y sangre, en la España contemporánea en defensa de la libertad y la democracia. En la II República había una biblioteca en cada casa del Pueblo para acercar la cultura a los militantes más humildes, el  “El Socialista” se leía en los lugares más recónditos de España, y era frecuente que intelectuales socialistas, como Fernando de los Ríos y otros muchos, impartieran conferencias a los militantes.2) El aparato del PSOE, como el de todos los partidos, integrado  por el líder, los barones y los burócratas,  se ha oligarquizado, y  le tiene miedo a la libertad y a la razón al no institucionalizar las primarias para la elección de todos los cargos orgánicos y de gobierno, lo que le ha alejado sustancialmente de los militantes de base y mucho más de los electores y simpatizantes. No hemos  limitado el tiempo para el desempeño de cargos orgánicos y públicos, en los que se eternizan y esclerotizan nuestros compañeros.

4) Hemos desnaturalizado nuestras convicciones ideológicas de tal manera que apenas no diferenciamos de la derecha política y de la derecha de los intereses, y no hemos practicado el consejo que Pablo Iglesias nos legó: “sois socialistas no para amar en silencio vuestras ideas, ni para recrearnos con su grandeza y con el espíritu de justicia que las anima, sino para llevarlas a todas partes”. Han perdido actualidad las palabras pronunciadas por don Benito Pérez Galdós cuando era presidente en 1912 de la Conjunción republicano-socialista: “Pablo Iglesias y su Partido son lo único serio, disciplinado, admirable, que hay en la España Política…! Es por el socialismo por donde llega la aurora¡.
 
Es imprescindible que el día 13 elijamos un Secretario General que dedique  todo su trabajo político a regenerar al PSOE, y no a tareas de gobierno, como sucede en el PNV, el partido más antiguo de España después del PSOE. El candidato que reúne el mejor perfil para Secretario General es, sin duda, José Antonio Pérez Tapias, catedrático de Filosofía, que tiene una idea clara federal de España, sobre lo que ha escrito el magnífico libro “Invitación al Federalismo”, que perfeccione el Estado de las Autonomías y frene los movimientos secesionistas. Por su dilatada trayectoria política  sabe cómo reconstruir el PSOE logrando que su estructura interna y funcionamiento sean auténticamente democráticos, como mandata el art.6 de la Constitución. Defiende la laicidad del Estado, como los cristiano-socialistas, entre los que me encuentro,  no contra la Iglesia católica, sino como medio para recristianizarla, pues como dijo Unamuno “el grosero catolicismo español nada tiene de cristiano”.

José Borrell, que ya lograra el triunfo en unas primarias para candidato a presidente del Gobierno, y que apoya a Pérez Tapias, entre otros muchos relevantes socialistas, ha dicho, con acierto, que “Sánchez y Madina no tienen un perfil ideológico propio e identificable”. Puede que reúnan mejor perfil, por su juventud y preparación,  como candidatos a la presidencia del Gobierno. Si los militantes socialistas acertamos a elegir el mejor candidato a las primarias para Secretario General, que creo que es Pérez Tapias, podremos superar la difícil situación que padecemos, al igual que hemos superado situaciones mucho más difíciles en momentos dramáticos de la historia de España.