Logo

Mondo Canne

EL BAR DE PEPE

Yo, Joaquín Hernández, mayor de edad, vecino de Tenerife, hijo de Ramón y Benedicta, de profesión mis locuras, natural de Santa Cruz de Tenerife, con la mala leche de que dispone, atentamente expone:
Que estoy harto y cansado de vivir en un mundo al que ustedes, los que dominan el cotarro, han hecho una puñetera cloaca y con el eslogan de un mundo mejor nos llevan al caos y a matarnos unos contra otros.
Que no aguanto más las miserias de mi gente, las diferencias sociales que hacen morir millones de seres humanos, mientras que el 20% de la población mundial domina el 80% de la riqueza del planeta, el otro 80% muere de hambre. Las pandemias que azotan a la humanidad, virus creados exprofeso en laboratorios del terror, dedicados a exterminar buena parte de seres humanos y crear el pánico para someter a la población mundial.
Que la Justicia es corrupta y no funciona y si lo hace es para beneficiar al poderoso, al poder financiero y al político corrupto.
Que denuncio las bendiciones apostólicas y las iglesias del mundo que solo producen incertidumbres y malas creencias en Dioses inexistentes que premian al malo y castigan al bueno.
Que me producen asco aquellos que se muestran escépticos a luchar por cambiar el sistema que ha dominado el planeta durante 21 siglos, y siguen mirando la asquerosa pelusilla de su ombligo no viendo más allá de su asquerosa y mocosa nariz, que se ofenden y se movilizan cuando pierde o gana su equipo de fútbol o de otros deportes mientras se muestran indiferentes ante la tragedia de sus semejantes.
Que no hay quien confíe en su hermano, el dinero manda más que los sentimientos y la guardería de los honrados está vacía. El futuro se muestra alejado de sentimientos fraternales, cada cual huye y se refugia dónde puede, sin mirar hacia atrás.
Que denuncio ante Dios y los hombres que estamos gobernados por el mal, por la sin razón. Solo el objetivo de parar el crecimiento demográfico en esta Tierra les hace crear “soluciones finales”, aplicadas con fórmulas financieras para el exterminio de millones de seres humanos, sin el menor escrúpulo y rubor.
Que proclamo la lucha sin cuartel contra la oligarquía capitalista, política o empresarial. No dejaré de gritar; LIBERTAD, TRABAJO, SALUD Y EDUCACIÓN PARA TODOS.
Que no temo al fascista ni al ultraizquierdista, ni al escamoteado en plan camaleón que espera su oportunidad para seguir montado en el sistema.
Que a los mayores los apartamos cuando nos han servido bien, en la cuneta del olvido los tiramos como fardos de basura mal oliente, como un condón usado.
Que las guerras solo sirven para matar a los “daños colaterales” y vender unos miles de millones de dólares en armamento, listo para aplicarlos en matar a esos “daños colaterales”-
Que denuncio a los falsos ecologistas siempre dispuestos a dejarse sobornar por cuatro cuartos y medio de barriles de petróleo.
Por todo lo dicho y por muchas cosas más que seguiré denunciando y sin que sirva de precedente, respetuosamente suplica a todo el personal que tomen medidas para meter en la cárcel a tanto chapucero corrupto, aclarando que somos nosotros los que mandamos, mandémosle a la cárcel de una puta vez.
Es gracia que espero alcanzar del recto proceder de usted amigo lector o lectora.

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria