Log in
Sin imágenes

El Parlamento de Canarias, no cumple con una ley orgánica (y II)

  • Published in Política

En Canarias nos vemos coaccionados y chantajeados por el insolidario insularismo con la gran presión que ejercen, debido al sistema electoral tan injusto que padecemos, dándoles una sobredimensionada representación en el Parlamento Regional.

En las pasadas elecciones autonómicas, se puso en practica la mencionada reforma ley electoral canaria y fue todo un fiasco ateniéndonos a lo que hipotéticamente se pretendía corregir como eran los desequilibrios entre islas.

No se trata de poner restricciones, pero para acabar con los poderes tan desmedidos de los insularistas en Canarias, se podría hacer mediante la ley electoral correspondiente y en ese sentido, sólo se debería contemplar y aplicar que el ámbito de las organizaciones políticas, debe ser el mismo del territorio a gobernar, o sea, el del conjunto de Canarias. Esto se viene llevando a efecto en prácticamente todas las comunidades autónomas, en las que a las respectivas elecciones autonómicas, aparte de los partidos políticos de ámbito estatal, suelen concurrir los nacionalistas o regionalistas abarcando al conjunto del territorio a gobernar. Los ejemplos más significativos son los de los nacionalismos vasco, catalán y gallego. Como regionalista destaca el Partido Regionalista de Cantabria que en coalición con el PSOE gobierna esa región. No se concibe que en las elecciones generales y autonómicas, se presenten organizaciones políticas por provincias, salvo lo ocurrido con la Plataforma Teruel existe que denunciaba su despoblación. Con mucha probabilidad, esa experiencia se extenderá a partir de las próximas elecciones, con la organización política que se está gestando para representar a la España Vaciada, que en coalición pretenden presentarse en la mayoría de las comunidades autónomas.

Complementando la referida nueva ley electoral y para que haya una sintonía en la actualidad inexistente, entre los electores y los elegidos, igualmente se contemplará la elección de éstos por distritos electorales, en cuyo caso pasaría a ser en el conjunto del territorio regional el de un diputado/a por distrito (75). Obteniendo el escaño, el/la candidato/a que consiga más votos. Esto obligaría a los partidos políticos a presentar a sus mejores candidatas y candidatos, personas reconocidas, valoradas y apreciadas por sus vecinos.

Con arreglo a lo que se contempla en el nuevo Estatuto de Autonomía en su articulo 39 y en el apartado que regula el régimen electoral, para lograr la unidad de todas las canarias y canarios en igualdad de condiciones es fundamental y se hace necesario contemplar y llevarse a efecto el punto 2 y su apartado a): El sistema electoral será el de representación proporcional.

Para que se lleve a efecto la adecuada proporcionalidad y que todas las islas estén representadas en el Parlamento de Canarias, tal y como se contempla en el apartado b): El número de diputados, no será inferior a cincuenta ni superior a setenta y cinco. Este es el número (75) que al respecto procedería escoger.

Se explicita en el apartado c): Las circunscripciones electorales podrán ser de ámbito autonómico, insular o de ambas. En ese sentido, para hacer realidad la unidad de todos/as los/as canarios/as, se hace necesario optar por la primera de las formulas, esto es, la circunscripción electoral de ámbito autonómico.

De esta forma se podrá cumplir con lo establecido en los apartados d):Se establecerá el porcentaje mínimo de votos que deben obtener las listas electorales para acceder al reparto de escaños. Y e): A ninguna circunscripción insular se le podrá asignar un número de diputados y diputadas inferior a otra que tenga menos población de derecho.

Lo mismo ocurrirá con la disposición transitoria primera del sistema electoral, que contempla la vigencia del actual sistema electoral, hasta que no dispongamos de uno nuevo. Aunque no se ha cumplido con el plazo establecido de tres años, que finalizó el pasado 6 de noviembre, pero es importante recordar lo que se expone en la referida disposición transitoria primera del sistema electoral en el punto 4): El Parlamento de Canarias elaborará, en un plazo no superior a tres años desde la entrada en vigor del presente Estatuto de Autonomía, la ley a que se refiere el articulo 39.2.

Con arreglo a todo lo expuesto y para que los votos tengan el mismo valor, independientemente del territorio donde se emita y teniendo en cuenta el numero de electores del conjunto de Canarias que es de 1.726.860, que divididos por el total de 75 parlamentarios regionales hacen que sean, 23.024 los votos necesarios para la obtención de un escaño. En ese sentido, para que no se pierda ningún voto, sería cuestión de que el resto o sobrantes, que no posibilitan obtener un escaño más, pasen a formar parte de una bolsa común y se distribuyan en las islas con menos electores.

Han sido muchos los años perdidos y soportando el insularismo, con partidos políticos y sus respectivas siglas que solo abarcan su espacio insular, pero que condicionan muy negativamente el gobierno de Canarias. Algo inconcebible en otros territorios.

De entre todo lo que contempla el nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias, por todas sus repercusiones, es de lo más importante dotarnos de una nueva ley electoral. Sin embargo, con arreglo a declaraciones de dirigentes de todas las opciones políticas de Canarias, por lo visto, teniendo en cuenta más los intereses de las mismas y en muchos casos los personales, la intención que tienen es continuar con la actualmente vigente, que no ha resuelto nuestro principal problema de división entre nosotros, e incluso en ocasiones enfrentamientos por mediación del insularismo, que tanto daño nos ha venido y continuará causando de no ponérsele remedio. Los 70 diputados regionales actuales, tienen una gran oportunidad y responsabilidad de corregir el principal problema como es la ley electoral, que hasta ahora nos ha impedido desarrollarnos y avanzar, como podríamos y necesitamos.

Antonio Aguado Suárez