Log in
Sin imágenes

La cacería de la Casa Blanca contra el periodista Julian Assange

  • Published in Política

Julian Assange. La justicia estadounidense acusa a este periodista australiano (1971) del delito de "conspiración para intrusión informática y por haber aceptado robar una contraseña para entrar en una computadora clasificada del gobierno de EE.UU."

Washington considera que lo que hizo Assange puso en grave riesgo la seguridad nacional estadounidense.

Para la experta en política exterior y profesora de la Universidad de Nueva York, Hannah Gurman, las filtraciones hechas por Julian Assange, constituyeron el “inicio de una nueva era”. El trabajo y la investigación de Assange, viene a demostrar que “gobiernos y grandes corporaciones no deberían tener tantos secretos ocultos", señala la investigadora a BBC Mundo.

Queda claro, pues, que todo el poder político y los poderes fácticos son enemigos de la verdad, la libertad y la moral. En vez de combatir la corrupción y los crímenes de Estado, así como la prostitución política, judicial y empresarial, la amparan porque todos son protagonistas y cómplices de una banda internacional de corruptos que están llenos de mierda hasta por encima de sus propias narices. Esos son los golfos que dicen defender los derechos humanos, la igualdad, la justicia, la independencia del poder político y judicial, así como la “defensa” de la libertad de expresión.

La verdad, duele. Julian Assange es un valiente periodista que cumplió con su deber de descubrir a las mafias políticas y empresariales y publicar la verdad. Todo lo que ha publicado y demostrado

Assange es la cara de la verdad de una clase política y empresarial internacionales que actúan con el libreto de las grandes organizaciones mafiosas y criminales. Exactamente igual o peor que la Cossa Nostra de origen siciliano, pero con ramificaciones internacionales especialmente en los Estados Unidos de América, Unión Europea, China, Rusia, América del Sur y otros países donde existe el crimen político organizado. Esos dirigentes controlan, amenazan, persiguen y asesinan a cientos de periodistas que se limitan a contar lo que pasa: la verdad.

La experta e investigadora Hannah Gurman, cree que “la gente pudo conocer qué es lo que Estados Unidos estaba haciendo en Irak y en Afganistán. Pese a que ellos dijeron que eso representaba un gran riesgo para la seguridad nacional estadounidense, nunca hubo evidencia de eso", indica.

El mundo está secuestrado por cárteles políticos y económicos que dicen “defender” la democracia y la igualdad. El mundo está secuestrado igualmente, por organizaciones empresariales, los bancos y la Iglesia. ¿Y qué puedo decirles del poderoso paraíso ¿católico y cristiano? llamado Vaticano, que actúa como correa de transmisión y cuartel general de las transacciones económicas del Banco Central Europeo (BCE) con sus tentáculos y ramificaciones en toda la banca italiana y sus conexiones con la Reserva Federal de los Estados Unidos donde se controla la noria del dinero mundial? ¿Qué puedo contarles a los lectores de San Borondón que ya no sepan sobre la escuela del vicio dirigida por curas pederastas y golfos subidos sobre el púlpito de los infiernos de sus parroquias desde donde ejercen la cacería de jóvenes para saciar sus vicios y orgías sexuales?

La Iglesia y otras instituciones forman parte de esa factoría mafiosa mundial que investigó y denunció el periodista de origen australiano defensor de una verdad que disgusta en La Casa Blanca, el Vaticano y sus oscuros negocios, así como otros países implicados en conspiraciones y maniobras financieras, venta de armas, secuestro de periodistas y asesinatos inconfesables.

Julian Assange, programador, periodista y activista de Internet conocido por ser el fundador, editor y portavoz del sitio web WikiLeaks, podría ser condenado por la Corte Suprema de los Estados Unidos enviándole a prisión por descubrir y difundir la verdad. Nada más que la verdad. Como han afirmado y contrastado diversas fuentes periodísticas e investigadores de todo el mundo, “detrás de esta persecución se encuentra el hecho de que Assange expuso las vergüenzas y las atrocidades de la administración norteamericana en las guerras de Irak y Afganistán y, entre otras informaciones, reveló, también, 250.000 documentos secretos de comunicaciones del departamento de Estado con sus embajadas.

La historia se escribe a veces a golpe de mentiras. Julian Assange la escribió a golpe de verdades. El periodista descubrió las partituras de una sinfonía política-mafiosa inspirada en la corrupción dirigida desde La Casa Blanca, encarnada en el crimen organizado de lesa humanidad y en el dominio del mundo en manos de los poderes fácticos. Unos poderes políticos y financieros, que, por lo que podemos comprobar, están por encima del Poder Judicial. Mientras tanto, jueces y fiscales, corren un tupido velo...