Log in
Sin imágenes

Los Ciclos Socio-Culturales en el Barrio de la Candelaria continúan este viernes y sábado

  • Published in Cultura

La realidad de las mujeres africanas en Canarias protagonizó la jornada del miércoles  con Sukeina Ndiaye y la cultura saharaui

El miércoles se inició en el lagunero Barrio de la Candelaria el proyecto “Canarias. Ciclos Socio-Culturales”.


Este viernes a las 18:00h en la Plaza Trino Barreto se efectuará una animada batucada para continuar con el Taller de Iniciación a la Percusión Social, que impartirá la Asociación Bloko.
Organizado por el Centro de la Cultura Popular Canaria-CCPC, está apoyado por el Instituto Canario de Desarrollo Cultural del Gobierno de Canarias y por la Concejalía de Cultura y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de La Laguna.
Se trata de un programa participativo con vocación de continuidad. Una de las muchas acciones necesarias en zonas azotadas por las periódicas crisis económicas, con elevadas tasas de desempleo. Esta primera experiencia de los Ciclos Socio-Culturales persigue abrir espacios para el empoderamiento colectivo a partir de la educación popular, entendiendo esta como proceso participativo y transformador. También persigue el diálogo intercultural y la integración social.


El sábado día 6 a las 19:00h, también en la plaza, se celebrará una lectura colectiva de poemas del libro “Sin fronteras” de la escritora canaria Maribel Lacave y el encuentro participativo denominado “Migrantes: historias reales en primera persona”, que contará, entre otras, con Paula Pimentel, escritora dominicana y directiva del Movimiento panafricanista en Canarias.
Estas actividades se realizarán cumpliendo las medidas sanitarias anti-COVID19; en la plaza se establecerá una amplia zona perimetrada. La entrada a cada acto será gratuita y libre hasta completar aforo.
La primera de las tres jornadas de estos Ciclos Socio-Culturales giró ayer en torno a la realidad de las mujeres africanas en Canarias; la realidad de las mujeres saharauis, de la mano de la prestigiosa activista Sukeina Ndiaye. La segunda parte estuvo dedicada a la cultura saharaui, con la lectura de varios cuentos, a cargo de la joven universitaria Hatra El Mokhtar; la interpretación a viva voz de fragmentos de canciones tradicionales, la audición de varias canciones emblemáticas, la descripción de la indumentaria tradicional, con presencia de varias jóvenes, como Fatma y Alia que ofrecieron una muestra de las danzas saharauis.

ASOCIACIÓN BLOKO
Bloko se define como un movimiento sociocultural. Irrumpió en Tenerife en el año 2010. Usa la percusión social como herramienta para transformar la vida de personas y grupos humanos. Comparte su energía con personas de distintas edades que nunca imaginaron ser parte de una experiencia tan singular y de tanto potencial. En todos estos años han tocado, bailado, saltado, reído, llorado… y podría asegurarse que no hay manifestación ciudadana de protesta o reivindicaciones relacionadas con los derechos y el respeto al medio ambiente en la que no suenen los tambores de Bloko.
Advierten de que su labor es más que entretenimiento. Se trata de un movimiento serio y comprometido: “No sólo tocamos el tambor, creamos nuevas realidades, ofrecemos a la sociedad más de lo que podemos extraer de ella, y generamos redes de apoyo y nuevas profesiones. Detrás de todo esto se encuentran nuestra pasión y nuestra trayectoria, así como años de asesoría jurídica y ética. Porque nuestra esencia y valores humanos nos convierten en agentes activos del cambio. Y esto no es entretenimiento. Es futuro…“.
Bloko desde el año 2010 viene desarrollando talleres de percusión con grupos como herramienta de transformación social. Cuando en el año 2020 tuvieron ocasión de hacer balance global, pudieron constatar que más de 1.130 personas han transitado por Bloko, sin contar aquellas que han participado ocasionalmente.
Bloko ha llevado su energía y su propuesta de promoción humana a Kenia, Cabo Verde y Costa Rica, convirtiéndose en un referente internacional al conjugar con un éxito notable la actividad artística (música, percusión) con el desarrollo social, utilizando como principal vehículo de comunicación el tambor.
Han abierto además canales de comunicación con otros países (Brasil, Alemania, Colombia, Francia, Argentina, Texas), recepcionando diversas propuestas artísticas e impulsando proyectos sociales.
Algo tan simple ha dado inmensos resultados, convirtiéndose en un amplio movimiento social que ha ido encontrando su idiosincrasia en la participación ciudadana, la atención a colectivos vulnerables y/o en riesgo de exclusión, la puesta en valor y rescate de las tradiciones culturales y musicales de los lugares en los que ha llegado a desarrollar su labor y, especialmente, la promoción del mestizaje cultural a través de la percusión.