Log in
Sin imágenes

El STEC-IC exige a la Consejería de Educación la bajada de ratio en el servicio de comedor escolar

Reclama también que el personal no comparta centros, acabe con los traslados forzosos y cumpla con la contratación de 400 Auxiliares de Servicios Complementarios.

El próximo día 1 de septiembre está prevista la apertura de los centros educativos de toda Canarias. La propia Consejería ya anunció, hace unas semanas que el curso 2020-21 arrancará el próximo 15 de septiembre y que será presencial en algunos niveles y semipresencial en otros.

Entre las nuevas medidas de la Consejería,  está prevista la contratación de 400 auxiliares de servicios complementarios que prestarán servicios en los comedores escolares. El sindicato STEC-IC señala que sin embargo, la resolución sobre la organización y funcionamiento de los comedores escolares publicada el pasado 20 de agosto, no contempla una bajada de ratio en los comedores, que continúan con los mismos datos que en cursos anteriores, un auxiliar por cada 25 alumnos de infantil y un auxiliar por cada 35 alumnos de primaria. Ratios que ya de por sí, considera el sindicato que  resultan elevadas y recuerda que lleva reclamando su revisión desde hace años.

Además el sindicato añade que, desde la Secretaría General Técnica se están realizando traslados forzosos de personal, en aquellos centros donde ha bajado el alumnado comensal, por lo que no se entiende que se esté cambiando al personal a otro centro con comedor y que luego se incorporen los nuevos efectivos que se han anunciado.

Otro de los problemas que señala el STEC es que hace varios años el personal de distintas categorías (auxiliares administrativos, ayudantes de cocina, subalternos, aux. educativo, etc...) comparten centros, lo que supone, en caso de contagio, poner en alto riesgo a toda la comunidad educativa de varios centros. Una situación que consideran extremadamente grave, más aún en la categoría de auxiliar educativo, ya que en algunos centros, este personal atiende a niños con necesidades educativas especiales y con diferentes patologías que se consideran vulnerables, significando esto un grave peligro para el alumnado y el personal.

Finalmente indican que el servicio de prevención realizó en el mes de junio encuestas al personal para detectar a los trabajadores considerados vulnerables. Muchos de estos trabajadores siguen esperando que la empresa contratada por la Consejería (Quirón), se ponga en contacto con ellos para saber qué deben hacer el próximo día 1 de septiembre. Otros, simplemente han recibido una llamada o un correo,  informándoles de que aunque sean vulnerables deben incorporarse a sus puestos con las medidas de protección establecidas por Sanidad.








Desde la sección de Personal de Administración y Servicios del STEC-IC exigimos a la Consejería que cumpla y realice los contratos anunciados, incorporándolos a los centros para bajar las ratios, que no se traslade al personal que ya está en los centros y que dejen de compartir centros,  causando unos movimientos sin ningún sentido.

La situación actual que sufrimos, exige un aumento de personal y por consiguiente una bajada de ratio en el servicio de comedor, de manera que se pueda prestar un servicio seguro tanto para el alumnado como para el propio trabajador.

Así mismo,  nos parece indignante y humillante el trámite que realiza la empresa contratada por la Consejería para la gestión del personal vulnerable, la cual no pide ni un informe médico y termina “su trabajo” con una simple llamada o mail.

Todas estas cuestiones ya se le hicieron llegar a la Consejera a principios de agosto y se reiterarán en las próximas reuniones, por lo tanto solicitamos a la señora Consejera que cumpla con lo prometido. El Personal de Administración y Servicios también es parte de la Comunidad Educativa y necesita disponer de instrucciones claras, por lo que exigimos que se establezcan unas medidas de seguridad para todos los sectores del ámbito educativo.