Logo

Encierro de estudiantes en el Rectorado de la ULL

Un grupo de estudiantes organizados en torno a la Plataforma de Estudiantes de Tenerife, se han encerrado en el Rectorado de la Universidad de La Laguna.

Piden la dimisión de la Rectora Rosa Aguilar y su equipo, a quienes acusan de ser responsables de una larga lista de polémicas y problemas sin solución, entre los que destacan la carga policial y detención de dos estudiantes cuando se manifestaron el día 3 de noviembre contra el uso policial de las instalaciones de la Facultad de Bellas Artes de la ULL.

Además acuan al gobierno de la Universidad de incumplir el acuerdo por el que se eximía a los alumnos del pago de pasas en las segundas matrículas y sucesivas, al tiempo que también achacan a la rectora la inversión de más de tres millones de euros en material electrónico en lugar de ampliar la plantilla docente.

MANIFIESTO SOMOS ESTUDIANTES
Estamos aquí acampando en el rectorado por la dimisión de la rectora. ¿Nuestra causa? Que se hagan responsables de las segundas matrículas y de la invasión de los espacios universitarios por las fuerzas armadas, siendo esta última acción con consecuencias catastróficas: dos compañeras detenidas injustamente. Nos hemos visto obligadas a actuar por la negligencia de la rectora y su nulo compromiso y toma de responsabilidades.

Estamos aquí por necesidad, por las alumnas que están, y por las que no pueden estar, ahogadas por matrículas excesivas, cámaras inservibles, acosadores en nuestras aulas, falta de personal docente y abuso policial. Esta es la única rectora que dejando entrar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, ha faltado el respeto a la memoria del pueblo canario represaliado por el franquismo y de la lucha del estudiantado por la libertad.

Queremos resolver unas cuantas dudas que se han ido formulando en diferentes grupos y que tenemos la necesidad de aclarar:
Nos representamos nosotras mismas, no somos la oposición de nadie y luchamos por el estudiantado, porque en efecto, somos parte del mismo. Estamos aquí por nosotros, por ustedes, por las futuras estudiantes. No tenemos a nadie detrás; ni intereses políticos de despacho, esto es una lucha de abajo arriba, no de arriba a abajo. No formamos parte de su burocracia ni de sus instituciones corruptas, simplemente somos nosotras. Nos auto-organizamos horizontalmente, no tenemos líderes y funcionamos de forma asamblearia, y por ello somos igualmente legítimos o más como movimiento estudiantil que organizaciones claustrales u órganos universitarios como el consejo social, con representación mayoritaria de empresas privadas y políticos.

Este grupo de estudiantes autoorganizados quiere manifestar lo siguiente: estamos aquí acampados y nos encerramos para exigir la dimisión de la Rectora. No es este el único motivo ni objetivo. Sobre su mandato pesa el haber incumplido un acuerdo oficial bilateral con el Gobierno de Canarias por el cual, en medio de esta profunda crisis económica que comenzamos a atravesar, se eximiría al alumnado del pago de segundas matrículas y sucesivas. No olvidamos y exigimos a la ULL y a GobCan el reembolso de estas segundas y sucesivas matrículas. Esta Rectora es responsable también de haber decidido invertir 3’1M€ presupuestados inicialmente para la necesaria ampliación de la plantilla docente en material electrónico. Está a cargo además de una universidad que tiene un penoso ratio de abandono del 45% entre su alumnado: esta cifra ilustra perfectamente el lamentable funcionamiento estructural.
Nos mueve también la falta total a la memoria histórica y falta a la tradición militarista de nuestra universidad, por los ya de sobra conocidos sucesos en las inmediaciones de Bellas Artes, que acaban con la detención de dos compañeros tras una carga policial que nunca debió de haberse producido. La ULL y su rectora solo han trabajado, en relación a esto y a toda polémica, para tirar balones fuera y lavar su imagen, pero nunca para asistir a los represaliados ni para depurar responsabilidades. Basta ya de mentiras. Exigimos a la Universidad el sobreseguimiento del caso y que trabaje hasta la absolución de los detenidos.
Esta actitud pasiva e irrespetuosa es la misma que adopta la ULL ante la presencia de profesorado sobre el que pesan casos de acoso en las aulas, o que usan los espacios de la universidad para verter discursos de odio y fascistas. Por todo lo mencionado, y mucho más, declaramos que el estudiantado se encuentra ante una situación límite en esta universidad y que urge un cambio de rumbo. Por eso mismo nos encerramos, determinados a aguantar hasta que se cumpla lo exigido.

Recapitulando, exigimos:

●    Dimisión de la Rectora Rosa Aguilar. En su corto mandato ha acumulado ya demasiadas polémicas que ilustran bien el penoso estado generalizado en el que se encuentra nuestra universidad.
●    A Gobierno de Canarias y a la ULL exigimos el cumplimiento del acuerdo acerca de las segundas matrículas y sucesivas, cubriendo lo mismo que se prometía en el comunicado oficial. Con la economía del estudiantado de la Comunidad -y colonia- más pobre del Estado español no se juega.
●    Que la ULL, como institución directamente responsable, asista en la medida de lo posible a los compañeros detenidos y vele por su absolución y retirada de cargos.
●    Que el resto de problemas que legítimamente el estudiantado ha venido señalando estos últimos meses no se pasen por alto, y que se trabaje para remediarlos.
Dicho esto, queremos, para finalizar, dejar claro lo siguiente: Nos representamos a nosotras mismas, no somos la oposición de nadie y luchamos por el estudiantado, porque en efecto, somos parte del mismo y recogemos su legítimo descontento. Estamos aquí por nosotros, por ustedes y por las futuras estudiantes. No tenemos a nadie detrás ni intereses políticos de despacho. Esto es una lucha que nace de abajo hacia arriba, no de arriba hacia abajo. No formamos parte de su burocracia ni de sus instituciones, simplemente somos nosotras. Nos auto-organizamos horizontalmente, no tenemos líderes y funcionamos de forma asamblearia, y por ello somos igualmente legítimos o más como movimiento estudiantil que organizaciones claustrales u órganos universitarios como el Consejo Social, con representación mayoritaria de empresas privadas y políticos que deciden en nuestro lugar.

Hacemos un llamamiento a todo el estudiantado a apoyar las convocatorias de movilizaciones y a formar parte de esto, sea en la acampada o sea en el grupo de apoyo que se ha formado: nos toca y atraviesa a todas.

ARRIBA LA LUCHA ESTUDIANTIL
ARRIBA EL ESTUDIANTADO ORGANIZADO

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria