Log in
Sin imágenes

Llaman a la sociedad canaria a denunciar el ataque cruel del régimen marroquí contra la población saharaui indefensa

La Delegación Saharaui para Canarias denuncia la barbarie que está cometiendo el régimen opresor marroquí contra ciudadanos aharauis civiles indefensos en las ciudades ocupadas del Sahara Occidental.

Los ataque se producen principalmente en la ciudad capital de El Aaiún, donde las casas de los activistas están sitiadas día y noche por cientos de elementos de las fuerzas de seguridad, desde que se produjera la violación del alto el fuego por parte de régimen marroquí. Denuncian asimismo que de esta forma el régimen queda con las manos libres para cometer todo tipo de atrocidades. De hecho actualmente han asaltado la residencia de Sultana Jaya y su hermana Luaara, que fueron agredidas con daños físicos irreparables, cuyas imágenes con gran crudeza recorren las redes sociales.

Por todo ello La Delegación Saharaui para Canarias solicita  la intervención urgente del Gobierno Autónomo de la Comunidad Canaria, partidos políticos, sindicatos, Ongs., medios de comunicación, y todas aquellas instituciones amantes de la paz y la justicia para que actúen de inmediato denunciando este acoso intolerable.

"No entendemos el silencio de los medios de comunicación locales, ante el llanto del sufrimiento de un pueblo del que dista apenas doscientos kilómetros, y que siempre ha mirado hacia Canarias, cuna de la solidaridad con el pueblo saharaui, salvo un medio local que ha ofrecido estos días sus página a un alto responsable del régimen opresor marroquí, para justificar el genocidio cometido contra la población civil saharaui indefensa".

Los territorios ocupados inaccesibles a las ONGs

Recuerdan asimismo que el territorio ocupado está cerrado a cal y canto sin posibilidad de acceso a todos las Ongs. de Derechos Humanos que quieren verificar la situación sobre el terreno.

Alertan de que el régimen marroquí sigue desafiando a la Comunidad Internacional con la violación del alto el fuego, está llevando a cabo una guerra no declarada contra el pueblo saharaui, de consecuencias incalculables para la región de la cual Canarias no está exenta. El Frente Polisario ante estos desafíos declara todo el territorio de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) como zona de guerra, iniciándose las hostilidades e incluso hasta el sur de Marruecos.

Concluyen haciendo un llamamiento: "Por todo ello, pedimos a todas las instituciones anteriormente mencionadas a intervenir a parar este genocidio, antes de que sea tarde para muchos ciudadanos/as saharauis sitiados y encarcelados en sus propia casas, y peor aún las secuelas psicológicas que sufrirán muchos niñosde estas familia que están siendo testigosde este teatro dantesco".