Log in
Sin imágenes

Piden el archivo de la modificación del Plan General de Las Rehoyas

La Plataforma Canarias Territorio Sostenible pide que localicen las primeras viviendas de renovación en los terrenos alternativos existentes  de propiedad municipal y exteriores al Parque y se mantenga sin variación el Sistema General.

Asegura el colectivo que la Modificación pretende construir dentro del Parque un edificio de viviendas de 7 plantas de altura y 120 metros de longitud, que cierra un tercio del frente de esta zona verde  que da a la carretera de Mata, con el objeto de realojar a una parte de los residentes de Las Rehoyas-Arapiles desplazados por la renovación del barrio.

Comparten la absoluta necesidad de que los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria puedan ejercer su derecho constitucional a una vivienda digna en un entorno urbano de calidad, que permita disfrutar de la  ciudad como espacio colectivo de convivencia. La materialización de estos derechos es particularmente necesaria y urgente en los barrios y polígonos producidos por la política residencial y urbanística del franquismo, como Las Rehoyas-Arapiles, caracterizados por viviendas mínimas en mal estado de conservación, ambiente opresivo e insalubre, altas densidades e insuficiencia de espacios y dotaciones.

Pero ello -afirman- no se puede hacer a costa de uno de los mejores escasos Parques de la ciudad y empeorando gravemente la calidad ambiental y visual de una zona masivamente edificada, construyendo en un terreno que ha sido un espacio prácticamente libre de edificación desde la fundación de la ciudad y que, desde hace muchos años, ha sido un hueco, un oasis verde  en una de las zonas más densamente edificadas de la ciudad, con bloques de viviendas que forman una barrera visual casi continua a uno y otro lado de la carretera del Norte.

La Plataforma Canarias Territorio Sostenible  considera que se está generando un conflicto artificial al pretender resolver un problema de rehabilitación a costa de un sistema general de espacio libre, usado por miles de vecinos de los barrios colindantes y de toda la ciudad, en lugar de promover y perfeccionar las alternativas de realojo existentes en solares municipales situados en otras zonas de la ciudad. El Parque de Las Rehoyas no es un solar municipal y la misión del Ayuntamiento es conciliar el legítimo interés local y limitado de la rehabilitación con el interés general de los ciudadanos del municipio, resolver el ejercicio ciudadano del derecho a una vivienda digna con el derecho a disfrutar de una ciudad y unos espacios públicos dignos.


La Plataforma CTS  considera que se debe evitar crear un precedente que sería muy negativo de usar los espacios públicos como solares de oportunidad. Esta ciudad no tiene memoria cercana de ocupaciones de espacios libres públicos. La aprobación de esta Modificación, con su limitado interés público, su falta de justificación y de datos y su incorrecta valoración de alternativas, podría en el futuro servir de precedente para utilizar otras plazas, zonas verdes o parques de la ciudad, no como lo que son, espacios públicos para la convivencia ciudadana, sino como solares de oportunidad, de propiedad municipal y, por tanto, baratos