Logo

Exigen al ayuntamiento de Santa Cruz la retirada del monumento a Franco

Los republicanos y republicanas reclaman al consistorio que cumpla con las Leyes de Memoria Histórica, estatal y autonómica, y elimine la simbología fascista de la vía pública.

Aseguran que la alcaldesa, Patricia Hernández, fue elegida con un compromiso de regeneración democrática que requiere actuar sobre un asunto que lleva años dilatándose.

La Junta Republicana de Canarias exige, en el aniversario del 18 de julio, que se retire inmediatamente el monumento a Franco situado en la capital tinerfeña. La Junta Republicana considera “inconcebible que en 2019, más de cuarenta años después de la vuelta a la democracia en el Estado español, la simbología franquista continúe ocupando espacios públicos.”.

“El Ayuntamiento de Santa Cruz ha sido instado en numerosas ocasiones a la retirada del monumento a Franco, que sigue teniendo un lugar de honor en la avenida más importante de la ciudad”, asegura la organización republicana. Tanto los grupos políticos como la sociedad civil han denunciado en numerosas ocasiones el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica que sufre la ciudad con el mantenimiento del monumento al dictador.

El abogado Eduardo Ranz, reconocido por sus labores de denuncia de la simbología fascista en toda España, interpuso la pasada legislatura un contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Santa Cruz para reclamar la eliminación del monumento o su reubicación fuera de la vía pública. Dicho procedimiento  se encuentra a día de hoy retirado,  a espera de que el consistorio revise el estudio de investigación encargado por el área municipal de Cultura para analizar la Ley de Memoria Histórica y la justificación de su aplicación.

Para la Junta Republicana, la nueva alcaldesa de Santa Cruz, Patricia Hernández (PSOE), “logró presidir el consistorio capitalino bajo una promesa de regeneración democrática y el impulso de políticas sociales coherentes con la búsqueda de igualdad y el respeto a la legalidad”.

“Entendemos que el nuevo gobierno capitalino liderado por el PSOE debe actuar de acuerdo a la Ley de Memoria Histórica impulsada por este mismo partido a nivel estatal, hace más de diez años, y en consonancia con la Ley de Memoria Histórica de Canarias aprobada el pasado año en el Parlamento autonómico”, aseguran desde la Junta Republicana de Canarias.

Así mismo, consideran que Patricia Hernández debería seguir el ejemplo de su compañero de filas, José Antonio Valbuena, quien durante su etapa como consejero en el Cabildo Insular impulsó la destrucción del monolito que exaltaba el golpe de Estado de 1936 ubicado en Las Raíces (El Rosario).

Es por ello que desde la Junta Republicana de Canarias, exigen la retirada inmediata del monumento al dictador y demandan al gobierno municipal el cumplimiento integral de las Leyes de Memoria Histórica, también en lo referente al renombramiento de espacios públicos que homenajean a personajes de la dictadura franquista.

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria