Log in
Sin imágenes

Antonio Criado: «Y Cádiz Despertó»

 Entrevista a Antonio Criado en Radio San Borondón, donde analiza, entre otros asuntos, la movilización de los obreros del metal en Cádiz. 

Era curioso ver como a Cádiz, a su población, a la Bahía se le escapaban todos los trenes, el poblacional, el del progreso, pero sobre todo el de la ocupación laboral, el Empleo digno.

Solo hacía falta conocer Caí, sus gentes, su idiosincrasia para saber que lo que ocurría en Caí era circunstancial, pasajero, que el día menos pensado aquello saltaría por los aires.
Caí, su Bahía, en los años sesenta hasta los ochenta era un filón de empleo que ocupaba prácticamente una a veces dos personas de cada familia, la economía era bastante saludable y aquello del bienestar social se hacía realidad en Cádiz, y datos sobre aquel bienestar los encontramos a cientos por cualquier calle o barrio.
Pero llegó el mal fario, llegó la desindustrialización, aquella que decía que nos haría más competitivos, mejor país, de un plumazo se anunciaron el cierre de la industria naval y sus cientos de empresas subsidiarias, se engatusó a los trabajadores con cientos de millones de indemnización y la promesa de ubicaciones y localizaciones de nuevas industrias que mantuviesen el nivel de empleo, el bienestar Familiar. Mentiras perversas…
Y con los astilleros cerrados, Caí comenzó a languidecer, el paro hacía estragos en toda su Bahía y demás pueblos de la provincia. Los que conocemos a los gaditanos nos decíamos, verás tú cualquier día arde to' Caí, pero el pueblo aguantaba tanta decidia por parte de los gobiernos central y sobre todo el autonómico, se traían empresas que igual que venían se iban, cogían las subvenciones y se largaban con ellas, a bombo y platillo llego Delphi, instalándose en Puerto Real, inicialmente creó bastantes puestos de trabajo y empresas auxiliares, pero poco duró la fiesta y esta empresa pedía y pedía millones públicos con la amenaza de cerrar. (https://www.elperiodico.com/es/economia/20070224/delphi-pidio-8-3-millones-5430398) y al final cerró y el drama se eternizó. Y a esta empresa le siguieron otras siempre con el señuelo del dinero fácil. Se pueden enumerar y sobre todo a esas pequeñas empresas subsidiarias y el pueblo dormitaba y tragaba...
Quiero recordar que en Caí existe un foco ancestral de lucha Obrera, es la tierra de Fermín Salvochea y de cientos de grandes luchadores, sagas de familias enteras de grandes luchadores por la libertad y la fraternidad. En Caí se establecieron cantones, famoso el de Jerez, o la legendaria Mano Negra, el Anarquismo siempre tuvo solera en la Bahía y ahí sigue latiendo con fuerza, es por lo que yo decía lo anteriormente ¿Cuándo despertará la conciencia de este glorioso Pueblo?
Es verdad y es bueno recordar que en Caí se han seguido haciendo cosas, es de resaltar el hermanamiento con Cuba, La Habana, han sido mucho los años, décadas que dentro de Astilleros de Caí, siempre hubo una zona para almacenar materiales para Cuba, aquí se concentraba toda la ayuda solidaria de Andalucía y de donde salía el barco de la harina cargados con Ambulancias, coches, materiales, medicinas y demás objetos de construcción y hogar.
Recordad que ese barco había que pagarlo y era un dinero, que se pagaba de las cajas de resistencia y hasta hubo alguna ocasión que lo pagó de su bolsillo mi querido amigo Pepe Barroso (Alcalde de Puerto Real). Pepe siempre tuvo junto a él en Puerto Real a históricos revolucionarios Cubanos, Pepe tiene una historia muy interesante detrás, yo que me considero su amigo y juntos hemos recorrido muchos pueblos, algún día las contaré.
Volviendo a Caí y sus luchas Obreras y sociales, decir que en Octubre y Noviembre los gaditanos han sentado cátedra y nos han recordado lo que es un pueblo donde la fraternidad y la solidaridad volvió a donde nunca se había ido, donde ha estado presente en cada casa, en cada esquina, gente a las que les ha resbalado lo que decían de ellos las cadenas de TV, radios y prensa, aquello de tratar de criminalizar y señalarlos de violentos, se volvía contra la policía de Marlaska y su tanqueta, esas imágenes de abuelos tranquilamente viendo las manifestaciones, siendo apaleados, pero teniendo la dignidad de revolverse contra las injusticia tratando de defenderse de semejante bestia, han dado la vuelta al mundo.
Los que siempre hemos estado en el tajo de la lucha obrera, mirábamos a Francia y sus luchas al tener muy lejano en el tiempo, los gloriosos movimiento de clase, aquellas manifestaciones de los sesenta y setenta antes de la Transición del 79, pero ahora tenemos muy cerca el referente Caí, de nuevo Caí se une a la “fiesta”, ahora se borra la palabra "no se puede" y decimos Caí.
Sé que algunos me dirán qué exagerado que eres, si no han conseguida nada, si al final la Empresa hará lo que le venga en gana y en Caí el paro es de lo más alto de Europa y el paro juvenil está por encima del 55%, llegando en algunos pueblos de la serranía al 65%, vale les puedo dar la razón , pero para mí lo más importante está por venir y es por eso que me manifieste, desde la alegría de dar la bienvenida, a la lucha nuevamente al pueblo Gaditano, porque la lucha final se va construyendo con acciones como las de Caí.
Está claro que la transición del 79 ha sido un verdadero fiasco, el papel de aquel partido que afloraron como flor de navidad, fue una sibilina estrategia, para mantener viva la estructura de franquismo, con los mismos aparatos del régimen franquista y de paso aletarga y adormece las luchas Obreras.
Ahora podemos ver como solo el pueblo puede salvar al pueblo, con su fraternidad, con su luchas en la calle , con la Unidad de acción y de pensamiento y sobre todo aquello tan elemental "pueblo obrero somos todos", elemental la incorporación de la juventud, de la mujer porque ellos el capitalismo salvaje, han sabido crear la división de capas sociales y de género y nosotros debemos de revertir esa sensación, obrero es todo aquel que tiene que vender su fuerza, su inteligencia o sus habilidades, por tanto la lucha debe de salir desde el hogar y trasladarla a las fábricas, la Universidad el Tajo.
Por último deberíamos de centrarnos en una campaña desde donde hacer ver a esos Obreros enfundados en trajes ROBOCOP, que ellos hijos y nietos de Obrero, son también obreros y antes de apalear o de pedir salvoconductos (Ley Mordaza) para apalear personas cuyo único delito es querer huir del hambre, deberían de pensar de dónde vienen y qué defienden y lo más importante, que ellos casi seguro que son o serán Padres????
La lucha sigue hasta que el cuerpo aguante y un poco más….