Log in
Sin imágenes

Torres invita a los partidos que no firmaron el Pacto para la Reactivación a sumarse a él con aportaciones

Tras la solemne misa por la festividad de la Candelaria, el presidente reprocha a PP y Ciudadanos que censuren, junto a CC, los plazos y contenidos de un plan en el que no han querido participar cuando “lo que precisa Canarias es la aportación de todos”

El jefe del Ejecutivo celebra que Alemania deje a Canarias fuera de la cuarentena impuesta a España y hace un llamamiento a las administraciones y a la población para ser responsables y recuperar lo máximo posible la economía en lo que queda de año
El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, aseguró este mediodía en Tenerife, tras la celebración de la solemne eucaristía en conmemoración de la festividad de la virgen de Candelaria, que su Ejecutivo mantiene el calendario que se ha fijado en las mesas de trabajo con el objeto de cerrar el Plan para la Reactivación Social y Económica de las Islas junto a los que firmaron el Pacto para la Reactivación el mismo Día de Canarias, el pasado 30 de mayo en el Parlamento regional.

Ángel Víctor Torres sostuvo que “es curioso que haya partidos de la oposición que no firmaron ese pacto y ahora lo critican; primero, tenían que haberlo apoyado y formar parte de él. Si te desmarcas, como han hecho el PP y Ciudadanos, poca coherencia tienen ahora al criticarlo. No obstante, hace apenas una semana tuvimos la última reunión y fue muy fructífera y productiva. Establecimos un calendario consistente en volvernos a reunir a principios de septiembre, aunque yo planteé que fuera a finales de agosto. Sin embargo, distintos agentes sociales y económicos entendieron que era mejor retrasarlo, aunque sigo abierto a que se adelante esa fecha”.
“Lo importante -remarcó el presidente Torres- es que ese documento consensuado se lleve luego al Consejo de Gobierno y además vaya al Parlamento. Espero que los que lo critican hagan sus aportaciones, construyan y den pasos positivos porque Canarias precisa de la aportación de todos. Nadie debe quedar excluido. Tenemos que compartir las cosas, salvar las diferencias y caminar de la mano en esa unidad de acción que tan buen resultado nos dio para responder, por ejemplo, a la pandemia de la COVID-19”, expuso el titular del Gobierno de Canarias.

Las medidas concretas de ese Plan para 2020, según los últimos cálculos del Gobierno canario, requieren de unos 1.000 millones de euros, siempre con fichas económicas específicas y con el fin de paliar las consecuencias socioeconómicas y sanitarias de la pandemia por el coronavirus.
Además, hay que subrayar que ya se ha presentado y se aprobará a finales de este mes el proceso de simplificación administrativa negociado y acordado con distintas instituciones públicas y con los agentes económicos y sociales que han decidido participar en el Pacto y el posterior Plan de medidas que este propició. Para su aprobación, se usará la figura del decreto ley. Esa eliminación de barreras burocráticas nace del máximo consenso.


Esfuerzos para seguir recuperando el turismo
En la célebre plaza de la Basílica del municipio de Candelaria, después de una celebración especial por las medidas de seguridad a las que obliga la pandemia de la COVID-19, el presidente de Canarias volvió a remarcar que el Archipiélago ha sido una de las comunidades españolas con un panorama más favorable en los momentos más duros de la pandemia e indicó que, “ahora que hay rebrotes, seguimos siendo de las regiones con datos más favorables y es un alivio y muy positivo que haya países que mantengan que se puede venir a las Islas”, en alusión a la decisión de ayer de Alemania de excluir a Canarias de la lista de destinos turísticos no recomendables dentro de España. El presidente insistió en que le gustaría que esto lo haga también el Reino Unido, sobre todo por los parámetros sobre COVID-19 que presenta el Archipiélago, eliminando, por tanto, la cuarentena al regreso desde las Islas.
En esta línea, Torres recalcó que, desde el punto de vista diplomático, “Canarias está hablando con todos los países, con los operadores turísticos, con las aerolíneas… Lo hacemos para que la situación sea lo más normalizada posible. El turismo británico, el alemán y el italiano son los fundamentales que tenemos en Canarias y está claro que queremos tener un agosto lo más normalizado posible para estar en la mejor situación desde septiembre y octubre, con el inicio de la temporada alta. Podemos salir y divertirnos, pero hagámoslo con normalidad para poder tener un agosto, septiembre y octubre normalizados y para recuperar el turismo, que es fundamental en los meses que quedan del año para mantener unos datos que inviten al optimismo. Necesitamos que vengan personas de esos países y tenemos que hacer las cosas como las estábamos haciendo: respondiendo bien a esta situación de pandemia y siendo, por tanto, muy exigentes”, explicó el jefe del Ejecutivo autonómico.

El presidente de Canarias también aludió a las medidas “duras y drásticas” decididas en el Consejo de Gobierno del pasado jueves, acuerdos “que, 24 horas después, se han aplicado en el resto del Estado español. Por tanto, creo que fue un acierto, tras ver que, en los últimos días y por los datos registrados, había que activar nuevos mecanismos de control. Así lo dije, se ha hecho y ahora hay que respetar las normas con responsabilidad, y hacer que se cumplan, a la vez que lanzar el mensaje a los canarios de que en esto estamos jugando todos: primero por nuestra salud, luego por la de los demás, porque hay gente vulnerable, y además porque queremos recuperar la normalidad para que la economía vuelva a lo que era antes” en las Islas, detalló Torres.

Macromagnitudes económicas para el Archipiélago
Sobre los datos del PIB regional del segundo trimestre del año, Torres admitió que esperaban que no fueran buenos y recordó que Canarias “sufre más que otras comunidades” las consecuencias de la pandemia por el peso que tiene el turismo en su economía. “Ante esto, tenemos que lanzar un mensaje a todas las administraciones para activar la economía y otro muy claro a la Unión Europea (UE) y al Gobierno de España, ya que, si Canarias es social y económicamente de las comunidades más afectadas, es también la que deberá recibir de los mecanismos compensatorios apoyos públicos más adecuados, más justos y acordes a ese daño socioeconómico. La solidaridad y el compromiso deben ser de la UE y el Gobierno de España, a los que, por supuesto, demandaremos todo eso como en justicia a Canarias le corresponde”.
Torres resaltó los mecanismos de protocolo y seguridad aplicados hoy en Candelaria durante la celebración de la festividad de la virgen. Dijo que, obviamente y por esas medidas obligadas antiCOVID-19, se había tratado de un acto “distinto” al de otros años, aunque deseó también que en 2021 “estemos aquí ya sin mascarillas y todos seguros y seguras, volviendo a la normalidad y recuperando lo que antes teníamos y quizá no se valoraba como merecía”.