Log in
Sin imágenes

Canarias aprueba mayores restricciones para las 'zonas calientes' y recomienda limitar encuentros sociales

El Gobierno Canarias ha aprobado una serie de medidas que aumentan las restricciones para las 'zonas calientes' de la propagación del coronavirus en las islas -aquellas que superan los 100 casos por cada 100.000 habitantes-, entre las que se incluye cerrar los centros de día, limitar todo acto público a 10 personas, que la restauración adelante su cierre a las 00.00 horas o que las mascarillas sean obligatorias en el ámbito laboral.

Así lo ha puesto este jueves de manifiesto el presidente, Ángel Víctor Torres, durante una rueda de prensa tras un Consejo de Gobierno celebrado y una posterior reunión de coordinación de las fuerzas y cuerpos de seguridad, donde expuso que para todo el archipiélago se recomienda limitar los encuentros sociales al ámbito familiar conviviente.
 En estos momentos, solamente Gran Canaria supera este ratio de 100 positivos por 100.000 habitantes al registrar 129 contagios, mientras que Lanzarote está en 99 personas.

"Hemos decido que en aquel ámbito insular en el que haya más de 100 positivos por 100.000 habitantes, y durante los próximo 15 días, se suspende cualquier tipo de acto o evento en el que haya más de 10 personas, ya sea deportivo, religioso, social, cultural... todos quedan suspendidos", dijo.

También se ha tomado la decisión de cerrar todos los centros de día no ocupacionales en las islas que tengan este ratio de positivos, así como que los lugares de restauración tiene que cerrar a las 00.00 horas en lugar de a la 01.00 como estaba establecido hasta ahora.

Asimismo, se recomienda a todas las islas que se limiten los encuentros sociales al ámbito de la convivencia estable. "Es decir --agregó-- que en las próximas semanas reduzcamos al máximos los contactos fuera del ámbito familiar".

"Debemos ser conscientes de que los brotes se están produciendo en el ámbito laboral, en el que tomaremos también medidas, y en el familiar y social", insistió.
De igual modo, el presidente ha explicado que otras de las medidas aprobadas este jueves es hacer que las mascarillas sean obligatorias en el ámbito laboral.

Torres apuntó que Canarias solicitará el Gobierno de España unos 100 rastreadores del Ejército para que refuercen el rastreo y seguimiento de positivos en las islas. Al respecto, explicó que el 9% de las pruebas que se hacen en el archipiélago dan positivo.

"Hemos hecho un esfuerzo importante --aseveró--. En Gran Canaria hemos pasado de 90 a 158 pero pedimos reforzar este trabajo ante el aumento de los positivos".

Otro de los acuerdos ha sido el cribado de manera dirigida en métodos donde se hacen test conjuntos a distintas personas para detectar positivos priorizando las zonas donde hay más de 100 positivos por cada 100.000 habitantes.

También se aumentarán los puntos de recogidas de muestras, especialmente en Gran Canaria. "Teníamos 9 lugares y pasamos a 15, en lugares como el Hospital Doctor Negrín, el Hospital Insular, El Pino o incluso el ICHH, que serán ahora lugares donde se podrán recoger las muestras para hacer los análisis", comentó el presidente, que añadió que los laboratorios están abiertos las 24 horas.

Aquí, hizo especial hincapié en que se hará mayor incidencia a la hora de realizar los test y de hacer un seguimiento a las residencia de mayores, donde por ahora solo se han detectado dos casos en Gran Canaria de residentes.

Por otro lado, se activarán "al máximo" todos los efectivos de las policías locales, autonómicos, Guardia Civil y Policía Nacional para trabajar de manera especialmente coordinada en lugares de mayor índice de contagio con el objetivo de que se cumplan las normas.

"Apelo a la responsabilidad social e individual de Canarias. Estamos a tiempo y no queremos volver atrás. Queremos recuperar los datos anteriores y hemos tenido que tomar decisiones drásticas. El cumplimiento de las normas son claves para la salud y para el desarrollo de nuestra tierra", aseveró Torres.

Finalmente, explicó que es imposible poner un policía al lado de cada isleño, por que instó por el comportamiento "ético y ejemplar" que tuvo la sociedad canaria durante el confinamiento. "La situación es preocupante, y en algunas islas lo es especialmente", concluyó.

Estas decisiones se han adoptado por la evolución del covid durante el mes de agosto, ya que los casos activos han aumentado hasta los 3.124, tendiendo su epicentro en Gran Canaria, isla en la que hay 2.156 pacientes, muy por delante a Tenerife (582), Lanzarote (282), Fuerteventura (70), La Palma (19), El Hierro (10) y La Gomera (5).

Asimismo, en la actualidad existen en Canarias 131 personas ingresadas en planta hospitalaria --94 en Gran Canaria, 33 en Tenerife, 3 en Lanzarote y uno en La Gomera--, y 25 en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) --18 en Gran Canaria, 6 en Tenerife y una en Lanzarote--.

Preocupa especialmente en el caso de Las Palmas de Gran Canaria donde, según los últimos datos de la Consejería de Sanidad, solo en la capital hay 1.826 casos activos. De ellos, 83 están ingresados en planta hospitalaria, 16 en una UCI, y los 1.727 restantes en aislamiento domiciliario.