Log in
Sin imágenes

Antonio Cabrera de León: «Ha habido una actitud bastante pirata de AstraZeneca»

  • Published in Sanidad

Entrevistas en Radio San Borondón a Antonio Cabrera de León, nuestro epidemiólogo de cabecera.

Entrevista el 8 de febrero

Entrevista el 15 de febrero

SB-Noticias/Romen Arteaga.- Antonio Cabrera de León es catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la ULL, además de experto en epidemiología. Desde el inicio de la pandemia, hablamos cada semana con el doctor para analizar el escenario que deja el coronavirus en Canarias, España y el mundo.

“Ha habido una actitud bastante pirata de AstraZeneca”

El epidemiólogo critica el comportamiento de la farmacéutica respecto a sus últimos desencuentros con la UE por no ser capaz de cumplir con sus compromisos de fabricación. “Mientras necesitaron el dinero público para desarrollar la vacuna lo tomaron, pero luego han empezado a incumplir el contrato y no van a suministrar lo que firmaron en el contrato”, apunta el profesor. 

Cabrera de León hace hincapié en los enormes beneficios que han obtenido y obtendrán algunos de esta pandemia y, en particular, las farmacéuticas. Habla de las mismas como “grandes potencias” a las que “solo Estados fuertes pueden tutear”, dada la gran influencia que tienen en la economía mundial y su posición dominante en temas de salud pública. Recuerda con estupor las perspectivas de la alemana Pfizer, que “espera ganar 12.000 millones de euros en los próximos tres años con su vacuna”. Para el profesor resulta llamativo el caso de Israel, con una capacidad para adquirir y suministrar vacunas mucho mayor que países occidentales, lo cual revela “grandes subterfugios y tejemanejes en la distribución de las vacunas por parte de las farmacéuticas”. En este sentido, el doctor Cabrera se muestra partidario de la creación de una farmacéutica pública a nivel europeo que pudiera servir también de moderador sobre precios abusivos. 

Con respecto al sistema de vacunación y la colaboración de la sanidad privada en esta labor, el catedrático entiende que “siempre que no haya negocio ni pérdida de equidad y que sea el gobierno quien determine el orden de las personas a vacunar no tengo nada que decir”. Lo que sí recalca Antonio Cabrera es que la mera “posibilidad de que quien tenga dinero para pagarse la vacuna se la ponga antes, sería el acabose”. Señala que con las vacunas está ocurriendo ahora lo que pasó en un inicio con las mascarillas: no hay suficiente oferta para una demanda tan grande. Para el profesor existe un problema de suministro, no tanto de eficiencia en la vacunación, ya que según afirma “el Gobierno de Canarias no puede vacunar más rápido”. El archipiélago, recuerda, es una de las Comunidades Autónomas que más rápido lo está haciendo.

“Asía y Oceanía nos han dado un baño”

Con la mirada puesta en el ámbito internacional, el profesor destaca cómo EEUU a pesar de ser un país cabecera en número de contagios y muertes, “está vacunando a toda velocidad”, con más de dos millones de personas inmunizadas hasta el momento. 

En la UE, preocupa el aumento de fallecidos en Alemania, cuyas cifras han superado las de España, y el incremento de contagios en Portugal o Países Bajos. La explicación que encuentra el doctor en estos casos es que, si bien en la primera etapa de la pandemia estos países registraron incidencias más bajas, la relajación de las restricciones y el aumento de la confianza ha generado un mayor impacto de la tercera ola. 

Comparando las distintas políticas para luchar contra el COVID-19, el doctor no tiene dudas: “todo occidente lo ha hecho mal, Asía y Oceanía nos han dado un baño”. Mientras que en los países asiáticos se apostó por la erradicación, Europa y EEUU optaron por la mitigación del coronavirus. Esta diferencia de criterios ha provocado una incidencia mucho mayor en los países occidentales, que presentan datos terribles en comparación con China o Vietnam. Mientras que en Japón se alarman cuando la incidencia alcanza los 30 casos por cada 100.000 habitantes, “en España ni soñamos con esos datos”.