Log in
Sin imágenes

¿Es posible una marea blanca por la Sanidad Pública en Canarias?

Eloy Cuadra. Plataforma por la Dignidad

{mosimage}En Madrid está siendo posible, hasta el punto de que gracias a la presión social se ha conseguido frenar la privatización de 6 hospitales y forzar la dimisión del Consejero de Sanidad. Si en Madrid han podido, en Canarias con más razón deberíamos poder, después de todo lo que estamos viviendo en el último mes, vinculado a la Sanidad, al desastre que ésta es, y al Gobierno Autonómico que tenemos aquí, difícilmente superable en geta o ineptitud, según se entienda, que lo hacen y lo dicen con conocimiento de ello o no.

Recapitulando, el pasado 30 de diciembre una chica me llama para que acuda de urgencia al Hospital Quirón de Santa Cruz de Tenerife, donde hay una señora enferma a la que quieren echar de su cama a la calle a toda costa, mediando incluso la Policía Nacional. Después de esto vinieron otros muchos casos, a cual más grave, después de esto supe que el meollo de la cuestión está en que los hospitales privados con concierto con el Servicio Canario de Salud, de donde sacan pasta a las arcas públicas es de los ingresos de urgencias, de las pruebas, los análisis, las intervenciones -siempre que sean facilitas- y todo lo que suponga mucha operación o asistencia en poco tiempo. En cambio, no les interesa o no les ganan apenas nada a un paciente que de agudo pasa a ser crónico y tiene que quedarse una larga temporada usando una cama, pues esa cama cuesta al día entre sesenta y ciento y pico euros, muy poco para los cálculos que esta gente hace. Después de esto he sabido que el Hospital Quirón fue comprado en 2012 junto con todos los de su grupo por un fondo de capital de riesgo británico, y hoy son parte de la corporación empresarial más importante del sector sanitario de España, lo cual no fue óbice para que echaran a unos cuantos -o bastantes- empleados del hospital de Santa Cruz de Tenerife a la calle para apurar beneficios.

En fin, la cosa es que con nuestra ristra de irregularidades sobre el Hospital Quirón, a denunciar fuimos a la Consejería, y ya lo conté, allí, nos esperaba la Policía. En esa misma semana sonaba también la queja de otros denunciando el hospital de guerra en que se han convertido las Urgencias del Hospital Universitario de Canarias, y así, como quien no quiere la cosa, un periodista va y le pregunta a nuestro presidente por el asunto, y al señor Rivero, brillante él, no se le ocurre otra cosa que cargar las culpas del fracaso de su gestión sobre los enfermos y sobre sus familias, y sobre los canarios en general por una cuestión cultural. Total, El hazmereír de España entera. La cuestión es que al hilo de este debate nos enteramos que en Canarias estamos a la cola del país en ratio de camas hospitalarias por cada 1000 habitantes, a la cola también en aplicación de la Ley de Dependencia, a la cola también en desarrollo de nuestros Servicios Sociales, a la cola también... (no sigo porque sería muy largo), y para colmo salta la noticia de que se han desviado 6 millones de euros de la Ley de Dependencia a otra partida, cosa de Inés Rojas, como no.

Inés Rojas, capítulo aparte, es ya un clamor pidiendo su dimisión, y es que esta señora además de ser la Consejera de Asuntos Sociales y Vivienda, es la misma que como presidenta de Visocán (Viviendas Sociales de Canarias) sigue echando a la calle a familias precarias, cuando no les pone alquileres inasumibles y en absoluto sociales dejándolos imposibilitados para acceder a otros bienes esenciales, y es también la misma que engaña a la gente con la Prestación Canaria de Inserción, la famosa PCI, esa que todo el mundo pide pero sólo le llega al 1% de los que lo merecerían, pues no hay fondos económicos suficientes... claro, para eso no hay nunca suficiente.

Por si no tuviéramos bastante con todo esto, para que no nos aburramos, para que no olvidemos los canarios lo insignificantes que somos, ahí van y nos traen al señor Wert a inaugurar una iglesia vacía con la ciudad tomada por la Policía, y días después hacen lo propio con su alteza real el príncipe para plantar una palmera. Y el remate del desespero para cualquier canario con algo de dignidad y amor propio nos lo termina por traer un señor con perilla, el que a la postre resulta ser el Director General del Servicio Canario de Empleo, que de seguro ganará un pastón, y que como solución al elevadísimo paro que tenemos aquí va y dice que en Canarias se soportan mejor las altas tasas de desempleo porque aquí hace buen tiempo, eso sí, el lúcido señor nos aclara seguidamente que no es esto algo científico, es algo que él mismo ha pensado con su gran coeficiente intelectual.

Y esto es lo que hay señoras y señores, ahora, podemos llorar, podemos maldecir nuestra suerte por tener a esta clase política tan... (pongan ustedes el calificativo), podemos seguir como si con nosotros no fuera o podemos marcharnos de aquí despavoridos, y también podemos unirnos, organizarnos y luchar, como hacen en otros lugares. Así, a la pregunta del inicio sobre si es posible una marea blanca por la Sanidad en Canarias, yo digo que sí es posible, aún pudiendo pecar de ingenuo pues hablamos de Canarias, y esto es otra cosa, aquí no se rebela nunca nadie. Pero digo más, no sólo creo que es posible, digo que es muy urgente. La primera cita, el día 5 de febrero a las seis de la tarde en la Biblioteca Municipal de La Laguna. Lo promueve y organiza el Foro Social Canario por la Salud y la Sanidad Pública, y creo que ahí debemos estar todos, más allá de simpatías, de ideologías, de intereses y de vanidades, nuestros enfermos, nuestros ancianos, eso que algún día también lo seremos nosotros, los que menos tienen, que cada día somos más, bien merecen que lo intentemos. Y bueno, si has leído hasta aquí, ya sólo te queda buscar la manera de participar.