Log in
Sin imágenes

Oleada de robos en Vilaflor

Entrevista a José Luis Fumero en Radio San Borondón

Los vecinos de Vilaflor preocupados por la oleada de robos en el municipio: “En Vilaflor los días son de 12 horas, pues por la noche no hay seguridad”

Los vecinos del pequeño municipio de Vilaflor están preocupados por la oleada de robos que asola desde hace bastantes meses. Este año ya son unas 10 o 15 las viviendas afectadas, incluso algunas de ellas habitadas, además de robos a turistas y en numerosas fincas agrícolas.

El ex alcalde de Vilaflor, José Luis Fumero, ha denunciado, como vecino de este municipio, la falta de seguridad que existe, ya que en el pueblo solo hay un policía municipal - que además no vive allí -  al haberse jubilado el anterior hace dos años y no haber sido repuesta la plaza. En la actualidad, afirma que a las dos o tres de la tarde, el municipio se queda sin policía local, a lo que añade que “en ocasiones viene  algún policía en comisión de servicios, cobrando una pasta para que acuda, pero el problema así no se resuelve”. En este sentido Fumero recuerda que cuando hay dos agentes, se van turnando en los horarios, pero en ningún caso realizan el servicio en pareja como establece la ley y con el riesgo de seguridad que ello implica.

José Luis Fumero acusa a la alcaldesa del municipio, Aguastina Beltrán, como principal responsable de la inseguridad que sufren los vecinos. Y le recuerda que ella solo ha denunciado la falta de guardia civil sin tener en cuanta la deficiencia de policía local de la que es directa responsable.

Además destaca Fumero que el ayuntamiento gasta mucho dinero en cuestiones menos urgentes que la seguridad, como el incremento de los gastos del nuevo equipo de gobierno en un 60 %, con cuatro liberados y sueldos de 1.500 € para los concejales y 2.500 € la alcaldesa, en un municipio que por sus pequeñas dimensiones no se justifica ese gasto.

El ex edil reclama que Vilaflor, donde además de los habitantes fijos, recibe diariamente muchos visitantes, amén de los centenares que lo transitan hacia el Teide, necesitaría 3 ó 4 policías locales. Y explica que aunque la ratio no lo permita, hay otras vías como un acuerdo por unanimidad donde se pide a la Delegación del Gobierno un cuerpo propio de policía.