Logo

El incendio de Gran Canaria sigue contenido pero no controlado

El incendio de Gran Canaria, declarado este sábado en el barrio de Juncalillo sigue contenido dentro de un perímetro de unas mil hectáreas, a la espera de cómo evolucione el viento, pues se esperan rachas máximas de entre 40 y 70 kilómetros por hora.

Así, durante la noche habrá un operativo formado por 230 personas que trabajarán en las labores de extinción, a las que se sumarán retenes de Protección Civil.

Así lo ha informado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, que ha comparecido de nuevo en rueda de prensa para dar cuenta de las tareas de extinción y la evolución del incendio y donde ha anunciado que se ha activado un plan de contingencia, que incluye un posible plan de evacuación, y que se aplicará en función de cómo evolucione el incendio.

Ángel Víctor Torres informó que este domingo se han descargado entre 250 y 300.000 l de agua, entre todos los efectivos, bomberos, 9 helicópteros, un avión y un hidroavión.

Unas 600 personas han estado trabajando en distintos turnos y siguen por la noche los efectivos de tierra.

La evolución del incendio dependen de la intensidad del viento, que según las previsiones de podría ser de unos 70 km por hora.

Ángel Víctor Torres informó que están activados todos los mecanismos para tener un plan de contingencia activado, incluso de evacuacion si fuera preciso en la noche.

El punto más conflictiovo es el que afecta a Tejeda, por la difícil accesibilidad y aunque aún no ha llegado a La Aldea, hay seria preocupación de que pudiera producirse en la noche.

"Si en las próximas horas el fuego sigue contenido en los 23 km del perimetro se estará ganando la partida al incendio", afirmó el Presidente.

Asimismo recordó que no se han producido daños personales, solo alguna vivienda afectada y un centenar de personas desalojadas en Gáldar.

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria