Log in
Sin imágenes

COAG Canarias reclama un cambio de modelo que revalorice el campo y ayude a minimizar los incendios en Gran Canaria

COAG Canarias ha clamado este jueves por un cambio de modelo que revalorice el trabajo de los agricultores y ganaderos de Gran Canaria, de tal manera que los jóvenes vuelvan a ver en el campo un futuro laboral, se evite que haya tierras abandonadas en la cumbre y se minimicen de esta manera los efectos devastadores de incendios como los vividos durante este mes de agosto en la isla.

Así lo ha puesto de manifiesto el presidente de la organización profesional agraria en las islas, Rafael Hernández, durante una rueda de prensa en la que también participaron el secretario insular en Gran Canaria, Juan Hernández; el asesor de la Trasierra, Antonio Díaz, y el presidente de la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera, Cristóbal Sánchez.

Precisamente Juan Hernández comentó que tras el incendio hay un problema "bastante gordo". "Hay mucha agricultura de medianías y cumbres que se abastecen de agua de pozos, unos pozos inutilizados porque el incendio se los 'barrió' y además no hay empresas suficientes para hacer los tendidos de las nuevas redes para que el agua llegue al campo", observó.

Añadió aquí durante el incendio muchos cultivos se vieron 'estresados' por las altas temperaturas y no poder ser regados durante días, a lo que se suma ahora que a los agricultores no les llega el agua para regarlos. "Y muchos son irrecuperables", lamentó.

1.300 HECTÁREAS DE SUELO AGRARIO QUEMADO Y PASTOS 'DEVORADOS'

Mientras, el presidente de COAG Canarias hizo especial hincapié en que de las 12.000 hectáreas quemadas durante los incendios del mes de agosto en Gran Canaria, unas 1.300 eran suelo agrario y ganadero, además de que más de 4.000 cabezas de ganado tuvieron que ser desplazadas o atendidas fuera de los lugares habituales.

Además, Hernández puso de relieve que las llamas devoraron los pastos que iban a ser la comida del ganado durante los próximos meses, un problema que, dijo, se suma a que las tuberías de riego que transportan el agua hacia estas zonas de la isla se han quemado.

"Estamos hablando de la infraestructuras --continuó--. Una tubería se riego se quema y hay que reponerla, pero dónde la vamos a reponer si estamos en agosto y no hay suficiente tubería en plaza. ¿Cómo se va a reponer eso? ¿Cómo se va a hacer?... ese es el problema ahora".

Por otro lado, el presidente destacó que es necesario poner en valor el papel relevante que juegan los agricultores y ganaderos en la protección del medio natural, considerando que "es necesario cambiar la idea de que el agricultor o el ganadero es un depredador del medio natural". "Todo lo contrario", aseveró al tiempo que señaló que hace 40 años Gran Canaria no hubiera tenido un incendio de las magnitudes del sufrido en las últimas semanas.

Hernández opinó que es necesario cambiar toda la normativa "tan pesada" que obstaculiza el uso de los recursos forestales, indicando que no está prohibido recoger pinocha o retama en la isla, pero que tiene que pedir una autorización. "La complejidad burocrática es tal --enfatizó-- que lo hace inviable".

"Es necesario sacar todas las lecciones posibles y estamos dispuestos a hacer la parte que nos toca para que esto no se vuelva a repetir, al menos en esta magnitud", indicó para incidir en que el desarrollo de la agricultura y la ganadería ayudaría a minimizar los daños de los incendios.

DEFINIR UN MODELO DE AGRICULTURA
Asimismo, el presidente de COAG Canarias reclamó un "cambio de sistema" y definir un modelo de agricultura. "No se trata de subvenciones --dijo--, estamos hablando de reorientar y de dar una nueva oportunidad. Estamos hablando de facilitar que el hijo de un ganadero pueda seguir teniendo estímulos para ser ganadero o que el hijo de un agricultor pueda seguir teniendo estímulos. Y el estímulo no son las 'perras' que te dan".

Finalmente, se refirió a las afirmaciones que dicen que un país moderno utiliza el 2% del PIB a la agricultura. "Pues nosotros debemos ser hipermodernos porque tenemos el 1,2% del PIB", ironizó para señalar que esto es un "desastre" cuando se quiere apagar un incendio.

"Necesitamos la agricultura y la ganadería y por eso son necesarios incentivos para la incorporación de jóvenes", por lo que anunció que han convocado al Cabildo de Gran Canaria y al Gobierno de Canarias a una reunión el próximo miércoles para abrir una reflexión sobre todas las propuestas necesarias para afrontar esta situación.

GRAN CANARIA, UNA ISLA EN "EMERGENCIA HÍDRICA"

El presidente de la Unión de Asociaciones de la Reserva de la Biosfera, Cristóbal Sánchez, llamó la atención sobre la situación del agua en Gran Canaria, puesto que ya en 1975 Naciones Unidas "ya advertía que la situación del agua en la isla era insostenible" y no se le ha prestado "ninguna atención".

Así las cosas, expuso que la situación es tan grave que en cincuenta años ya se han sacado dos tercios del agua subterránea de la isla, por lo que preguntó que "¿cuántos años nos quedan de agua subterránea?, ¿Y cuando se acabe estaremos preparados?... nos espera un verdadero problema y estamos en emergencia hídrica desde hace años pero no se toman las medidas correctores y valientes que debe tomar la administración".

"Gran Canaria ha sufrido cuatro grandes infartos [en relación a los incendios] en los últimos doce años, cada vez está más debilitada, está deshidratada, no tiene ya capacidad de respuesta y la gente y las instituciones están que todavía no se acaba de enterar. Ese es el cuadro clínico grave que padece Gran Canaria. O hay un cambio de modelo real o esto va a ir cada vez a peor. Los incendios se van a comer toda la isla y los agricultores van a tener que abandonar por falta de agua", concluyó.