Log in
Sin imágenes

El incendio de La Palma evoluciona favorablemente pero preocupa la situación en Llano Negro

El incendio que se originó sobre las 18.20 horas de este viernes en la zona de La Catela, dentro del municipio de Garafía (La Palma), ha evolucionando favorablemente durante la jornada a pesar de las condiciones meteorológicas con altas temperaturas y poca humedad aunque hay un "punto conflictivo" en Llano Negro, donde se trabaja para que el fuego no pase a la zona de Santo Domingo.

De esta manera, el Puesto de Mando Avanzado adoptó una estrategia para este sábado en la que, por un lado, se ha trabajado para que las llamas no sobrepasasen la carretera LP-1 y que no se dirigieran a la caldera, Tijarafe y Puntagorda, lo que se ha conseguido; y, por otro, en evitar que el cambio en la dirección del viento llevara el fuego a Santo Domingo, tarea que está resultando más costosa.

Así lo ha indicado el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, durante una comparecencia a las 20.00 horas para informar de la evolución del fuego y de la situación actual que contó con la participación del consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, el presidente del Cabildo, Mariano Hernández Zapata, el director técnico de Extinción del Gobierno de Canarias, Jorge Parra; y el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana.

En cuanto al incendio, se mantiene con un perímetro de entre 16 y 18 kilómetros y ocupando una superficie que ronda las 1.200 hectáreas. Asimismo, el terreno quemado está entre 300 y 400 hectáreas de pinar, pastizal y matorral, existiendo también alguna vivienda afectada sin que haya lamentar pérdidas humanas o animales.

El director técnico de Extinción del Gobierno de Canarias, Jorge Parra, ha expuesto que situación que más preocupa actualmente es la de Llano Negro. "Es la más complicada, donde están trabajando todos medios y no podemos bajar la guardia", aseveró.

Aquí, comentó que a partir de las 19.00 horas la meteorología cambió, si bien el viento podría llegar a los 50 kilómetros por hora. "El incendio no está controlado --recordó-- y mañana espera un día duro".

Precisamente en Llano Negro hay tres unidades activas con tres personas expertas en la dirección de las mismas. "El incendio no está controlado, está vivo y puede dar un susto con su salto a Santo Domingo", señaló.

Mientras, Torres ha hecho especial hincapié en que la estrategia que se ha establecido ha funcionado durante este sábado y que se ha realizado un trabajo intenso en unas condiciones "difíciles" con entre 35 y 39 grados y humedad por debajo del 20%. No obstante, la ausencia de viento ha favorecido las labores.

En este sentido, insistió en que no hay que "bajar la guardia", ya que este domingo las condiciones climáticas desfavorables se van a mantener e incluso podrían aparecer vientos de hasta 40 kilómetros por hora.

Respecto a la situación de los 300 vecinos que han tenido que ser desalojados de manera preventiva por su cercanía al incendio, el presidente ha explicado que no van poder volver hoy a sus viviendas y que este domingo se valorará según la situación de las llamas.

Casi todos los evacuados se han trasladado hasta las viviendas de familiares o amigos, mientras que 37 están en el Albergue Cuatro Caminos, 10 en el de Pino de la Virgen y dos en la Residencia de Mayores de Santo Domingo.

Los barrios evacuados son Colmenero, Catedral, Los Lomitos, Cueva de Agua, Briestas, Zona Alta, El Castillo, Las Tricias, Hoya Grande, Llano Negro y La Mata.
Por su parte, la prealerta que había sobre la población de Tijarafe y Puntagorda para que estuvieran preparados por si hubiera que evacuarles ha sido desactivada, no así para los vecinos de Santo Domingo, donde se mantiene el aviso debido a la evolución en Llano Negro.

El presidente apuntó asimismo que "hasta ahora se han descargado más de 500.000 litros de agua y se seguirá hasta que llegue la noche con un trabajo intenso de los operativos tanto aéreos como terrestres".

Durante la mañana han sido ocho los recursos aéreos que han estado luchando contra las llamas --un helicóptero, un avión de carga en tierra y un BRIF del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico; un Air Tractor y un helicóptero del Cabildo de Gran Canaria; un helicóptero de la Guardia Civil para tareas de coordinación; y dos helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias--.

 A éstos se han sumado por la tarde, tres hidroaviones anfibios de gran capacidad del Ministerio. De igual modo, se han solicitado más recursos aéreos que llegarían en los próximos días.